Publicidad digital, ¿ya la dominas?

Dentro de los 3 términos más buscados en 2019 por parte de los emprendedores en todo el internet, encontramos la frase clave ‘¿Qué es la publicidad digital?’, la mayoría de los grandes empresarios como Elon Musk, Jeff Bezos y Richard Branson sabían lo que iba a ser desde antes de que existiera y comenzaron a construir sus negocios con la visión puesta en un futuro globalizado. Tenían razón y su recompensa ha sido muy grande. Sin embargo, no todos somos gurús del comercio y aun así podemos aprovechar las bondades que nos ofrecen los medios online. Una estrategia ganadora es capaz de catapultar nuestro emprendimiento y formar una marca con fanáticos defensores por todo el mundo. Así de relevante es la publicidad digital en nuestros días.

 

Vamos a responder la pregunta que más se repitió en 2019, ¿qué es la publicidad digital? Ya comenzamos mencionando que es una estrategia, sí. Pero ésta, especialmente, está encargada de promover un producto o servicio en línea, es decir, redes sociales, motores de búsqueda, sitios web y hasta por e-mail. En pocas palabras, la publicidad digital es el medio por el que daremos a conocer nuestro proyecto únicamente a las personas que representen grandes probabilidades de estar interesadas en adquirir lo que ofrecemos. Cabe destacar que el hecho de que alguien haga una compra a una marca desconocida no sólo conlleva el intercambio comercial, sino que está depositando su confianza, gastando el dinero que tanto le costó ganar, en algo que espera que se vuelva una buena decisión.

 

Las empresas de nueva creación parten, entonces, con la responsabilidad de lograr darle a sus consumidores iniciales los elementos necesarios para que no se arrepienta de haber adquirido su producto o servicio. Emprender no se trata de obtener ganancias, se trata de congruencia y de dar una imagen que corresponda a lo que ofrece. Podemos hacer el mejor comercial del año, distribuirlo por todos los medios digitales y si existe una sola persona que se haya sentido defraudada, va a expresarse en nuestras campañas y eso va a perjudicar el negocio, aunque exista un gran plan de relaciones públicas, la gente que lea reclamos o descontentos no se va a arriesgar, porque estamos en la época más competida de la historia y hay otras opciones en el mercado que sí den la sensación de ir a la segura.

 

Todos esos elementos antes mencionados forman parte de la publicidad digital, ya que el 80% de las compras se hacen basadas las opiniones de otros compradores, lo que vuelve algo complejo hacer estas estrategias, mas no imposible. Para empezar, tenemos que tener bien especificado nuestro público objetivo y hacer una campaña de tráfico con el fin de que estas personas chequen nuestras ofertas. El anuncio debe ser perfecto, al grado de que nuestro target deje de desplazar los resultados en su dispositivo y se detenga al verlo, porque le hizo sentir que es exactamente lo que necesitaba. Con esto, lo que vamos a lograr es que ‘convierta’, ya sea inscribiéndose en tu lista de correo o haciendo una compra. De ahí se desprende el requisito de ir formando compromiso en ellos, regalándoles contenido de valor y convenciéndolos de que somos su mejor opción.

 

Por último, tenemos que hacer auditorías de nuestras campañas, en donde veremos qué funciona, que no y como potenciar nuestro mensaje hasta aumentar el volumen mensual de conversiones. Esa es la fórmula del crecimiento de los negocios, cuyos pilares son la honestidad, el valor agregado y ser lo más específicos que podamos. Nos gustaría saber en sus comentarios cuáles han sido sus implementaciones estratégicas para hacer crecer sus emprendimientos y qué consejos darían a quienes recién empiezan. No olviden suscribirse al blog y seguirnos en redes sociales, donde encontrarán todo lo que necesitan para lograr un negocio lleno de ventajas competitivas, ¡keep it real!